Entender a la sociedad mesoamericana en su conjunto y en particular a la mexica, es vital para comprender nuestra realidad. Los mexicas son herederos del Anáhuac, el último imperio que gobernó en la región por dos siglos, esto no fue producto de la casualidad. A continuación se enumeran algunos aspectos de esta sociedad, muchos de estos, siguen vigentes:

  • Eran guerreros valientes, aguerridos y obedientes por naturaleza, tenían un miedo patológico a sus Dioses y  gobernantes; creíanse una raza superior destinada a gobernar el mundo por voluntad divina.
  • Los Dioses eran duales y complementarios; todo tenía un doble sentido y se dirigía a los 4 puntos cardinales; el bien y el mal, la vida y la muerte, la luz y las tinieblas; era su deber agradecer por cada acontecimiento; los dioses regían sus vidas y daban la vida por ellos, como ellos lo hicieron por los hombres.
  • Tenían un fanatismo religioso exacerbado, seguían cabalmente las instrucciones calendáricas, los ritos y los designios de sus dioses, que les eran transmitidos por sus gobernantes.
  • Bailaban llenos de alegría al sonar de los tambores cuando celebraban victorias militares o favores de los dioses, las canciones tradicionales y los himnos también sonaban en privado. Las danzas tenían un carácter zoomórfico (se vestían de animales).
  • La magia, la realidad, la superstición y la religión, eran una misma cosa.
  • Era una sociedad fuertemente jerarquizada encaminada a la perfección por medio de los oficios, los rituales y ceremonias acompañaban los mitos que eran tomados como verdad.
  • Para ellos era muy importante la vida en sociedad, la pertenencia a su pueblo era sinónimo de orgullo y cualquier cosa que atentera al orden de ella era muy mal visto y castigado severamente.
  • Todos tenían el destino marcado por dos razones: por la fecha de su nacimiento y el estrato a la que pertenecían; no podían salir del oficio al que estaban destinados.
  • Estaban muy comprometidos tanto con el bien de la comunidad como del mundo en general; entendiendo este principio, es como se puede explicar la persistencia que tuvieron las ceremonias de los sacrificios humanos.
  • La sobrevivencia del mundo estaba por encima de la propia vida, por eso hubo continuidad durante cientos de años.
  • La medicina tenía mucho más de magia y herbolaria que de ciencia, aunque muchas veces sanaba, servía para sus fines y se practicaba la eutanasia.
  • Se respetaba muchísimo a los ancianos, era una gran virtud llegar a altas edades de la vida en una época donde la muerte acorralaba desde el nacimiento; los viejos contaban muchas historias y eran maestros y sabios que tomaban las más importantes decisiones.
  • Los niños eran educados por las madres hasta que podían trabajar y aprender el oficio de su familia o eran enviados a escuelas, si su estatus lo permitía.
  • Había juntas de gobierno y justicia que dictaban condenas por delitos a la sociedad: las amputaciones, lapidaciones o la muerte eran penas máximas para faltas tan graves como la traición, el hurto o el adulterio.
  • Las mujeres estaban dedicadas en su totalidad a la crianza de los hijos y a la educación de las mujeres, había oficios restringidos exclusivamente a ellas como la cocina o la costura.
  • Había cocinas comunitarias para servir a los guerreros, artesanos y toda labor encaminada al bien común.
  • Las tallas en madera estaban altamente desarrolladas, así como la pintura, el barro y los textiles.
  • Se contaban muchas historias heroicas de dioses y hombres y hombres dioses.
  • La comida era insípida pero picante, muy saludable pues carecía de grasa, la tortilla era parte de la dieta diaria.
  • Los colores en la vestimenta así como los bordados en ella representaban la jerarquía, oficio o soltería.
  • Había alcoholismo y tenían un dios para el alcohol al que se le rendía tributo bebiendo.
  • La gente era delgada en general, las hambrunas eran poco frecuentes, más no así la malnutrición, daban dos comidas como máximo; cuando hubo hambrunas, fue por tragedias naturales, se remediaron con sacrificios y guerras.
  • La obesidad era asociada con un estatus alto y un alto consumo de tortilla.
  • Hacían panecillos de algas de los lagos.
  • El canibalismo estaba asociado a los rituales, era un manjar.
  • La recolección de plumas y elaboración de penachos era un oficio muy codiciado.
  • Los matrimonios eran arreglados por los padres aunque hubo muchas historias de amor prohibidas.
  • La prostitución era castigada aunque existía y estaba permitida hasta cierto grado.
  • La muerte era algo con el que convivían todos los días, como todos, como siempre.

 

FUENTES: 
– MAESTRO MIGUEL LEÓN PORTILLA
– VIDA Y MUERTE DEL TEATRO NÁHUATL