Trepanación
hubo una época en la que la lobotomía fue celebrada como una cura milagrosa, descrita por médicos y medios de comunicación como «más fácil que curar un dolor de muelas

La operación de trepanar el cráneo tiene su origen desconocido y está presente en todos los pueblos, sin embargo fue ampliamente utilizada en América. Se han encontrado gran concentración de trepanamientos en Perú y Bolivia, que datan del 500 DC.

La trepanación tiene un rasgo cultural muy complejo y variable, pues se realizaba en sujetos vivos, en muertos recientes y en restos óseos, en cada caso las técnicas de perforación son distintas y varían mucho, aunque estaban directamente relacionadas con el objetivo que buscaban al hacerlas.

A pesar de ello los científicos no están de acuerdo cual era el objetivo que buscaban los antiguos al hacer agujeros en el craneo, pero muy probablemente tuvo motivos rituales y curativos, pues se creía que las enfermedades eran causadas por la relación de los astros con la naturaleza, por lo que se trataba de reducir la presión del desbalance, perforando el craneo.

Las personas no solo sufrían cambios traumáticos y psicológicos, sino que la alteración de su conducta, producto del daño cerebral, hacía emerger personas totalmente diferentes, siempre y cuando sobrevivieran al trauma. La trepanación en personas fallecidas, muy probablemente tenia uso didáctico para realizar procedimientos en personas vivas.

En la antigua Grecia, Hipócrates explicó el procedimiento para realizar una trepanación. Esta técnica consistía en sedar a la persona con hierbas o embriagándolo, le extirpaban la parte del hueso de la cabeza que estuviese en mal estado y le colocaban una placa de metal.

Los Griegos creían en, la teoría de los cuatro humores, que no estaba aislada del modo en el que se entendía la realidad pues se creía que el planeta y el cosmos en general eran una combinación de diferentes cantidades de los 4 elementos, y de ahí surgía la teoría de los 4 humores. Las propiedades de estos cuatro elementos, a su vez, se reflejaban en las características de los cuatro humores que según Hipócrates fluían por el cuerpo humano.

Los 4 humores eran la Bilis negra (relacionada con la tierra, frio y sequedad), la Bilis amarilla (relacionada con el fuego, calidez y sequedad), la Sangre (relacionada con el aire, calidez y humedad) y la Flema (relacionada con el agua, frio y humedad)

Las culturas prehispánicas de México trepanaban adultos y niños, hacían lesiones supreianianas en la región occipital, generalmente a manera de hundimientos con un bisel. La deformación craneana, la mutilación e incrustación dentaria intencionales, la trepanación y la lesión suprainiana implican un conocimiento profundo de la anatomía humana y de especialización por parte de quienes las realizaban; éstas se efectuaban en un ritual y una

Hoy en día parece increíble, pero hubo una época en la que la lobotomía fue celebrada como una cura milagrosa, descrita por médicos y medios de comunicación como «más fácil que curar un dolor de muelas».

BBC MUNDO

Sin embargo un tipo especial de trepanación, llamada Lobotomía Frontal, fue ampliamente utilizada y científicamente descrita como técnica quirúrgica para el tratamiento de pacientes psiquiátricos, tan solo en Reino Unido se realizaron más de 20.000 lobotomías entre principios de la década de 1940 y finales de la de 1970.

FUENTES:
ORIGEN DE LAS CULTURAS PRECOLOMBINAS. JUAN COMAS
HISTORIA DE GRECIA ANTIGUA
REVISTA ARQUEOLOGIA MEXICANA
BBC MUNDO

Reciba actualizaciones y contenido exclusivo. GRATIS