Attributed_to_José_de_Páez_-_The_Destruction_of_the_Saint_Sabá_Mission_in_the_Province_of_Texas_and_the_Martyrdom_of_the_Priests,..._-_Google_Art_Project

Los españoles introdujeron dos tipos diferentes de ganado, procedentes de Andalucía y Extremadura, el cruce de estos dio como resultado el llamado Texas Longhorn, ganado de cuernos largos que vivió salvajemente en el norte de Nueva España en el territorio de Coahuila-Texas, al norte de Nuevo Santander.

Los apaches fueron los primeros cazadores de Longhorns, actividad que posteriormente fue realizada por vaqueros novohispanos que comerciaban con sus pieles y carne para consumo en las misiones franciscanas y presidios, establecidos en Texas en la última década del Siglo XVII. los apaches, comanches, vaqueros novohispanos y rancheros mexicanos inspiraron a los cowboys, inmigrantes estadounidenses que asimilaron las costumbres texanas.

Cristóbal de Oñate acompaño a Nuño de Guzmán a la conquista del Oeste, territorio que llamarían la Nueva Galicia,  posteriormente se dirigio hacia el Noreste, pero interrumpe su camino cuando encontró riquísimas vetas de plata en lo que sería Zacatecas, esto lo convirtió en uno de los hombres más ricos del mundo; se casó con Catalina de Salazar, hija del tesorero virreinal, los ahora nobles serían conocidos como Los Cadena.

Juan de Oñate y Salazar, hijo de Cristóbal, fue entrenado en las armas desde joven y realizó campañas contra los chichimecas que asolaban los asentamientos españoles, entre campanas halló muchas minas, lo que incrementó aún más la fortuna familiar. El joven busco concluir la labor de su padre cuando en 1606 se dirige al Norte en búsqueda del «Gran Reyno de los Tejas«.

Juan de Oñate colonizó con el favor de la capitulación de Felipe II de 1595 los territorios de Nuevo México y Texas, con el objetivo de difundir la fe católica entre los nativos americanos y establecer nuevas misiones. Las funciones expeditas serían completadas por los franciscanos un siglo más tarde con el objetivo de vigilar los territorios novohispanos de intrusiones francesas.

Nueva España dejó a un lado sus intereses en Texas para favorecer un tratado con Francia sobre la frontera con Louisiana, debido a los constantes ataques de los Apaches a las Misiones en Nuevo Santander, Coahuila, Chihuahua y Tejas; los habitantes de los presidios tejanos tenían que defenderse con piedras, arcos y flechas, al carecer de armas, cesaron los intentos de futuras expediciones.

En la segunda mitad del siglo XVIII, las condiciones fronterizas en el norte de Nueva España se habían deteriorado hasta tal punto, por las depredaciones indias y el manejo de los presidios, que la corona española consideró necesario ordenar un examen de toda la frontera con el objetivo de reubicar presidios para reforzar la frontera.

La tarea de dicha tarea fue asignada al Marqués de Rubí para investigar este problema y plantear soluciones; este comenzó su investigación en 1766, acompañado en su viaje de los ingenieros reales Nicolás de La Fora y Joseph de Urrutia que le ayudaron dibujando planos de presidios y dibujando mapas.

Rubí inició su inspección en Querétaro y luego en Zacatecas, el 14 de abril de 1766 se le unió en Durango, Nicolás de Lafora, su ingeniero y cartógrafo, que llevaba un diario de la expedición; llegaron después de varios meses a Nuevo México, Sonora y Coahuila, llegando a la misión de San Antonio, Texas en Julio de 1767, finalizando su estudio el 4 de Agosto de 1767 en Laredo.

En total, la inspección de Rubí duró veintitrés meses, durante los cuales recorrió aproximadamente 7,600 millas. La inspección de Rubí reveló una situación desesperada entre los asentamientos en la Nueva España. Las municiones y la mano de obra eran muy escasas, problemáticas para una región bajo la amenaza constante de incursiones apaches.

En Santa Fe, Nuevo México encontró que los colonos dependían de arcos y flechas para defenderse, y la guarnición de Los Adaes en Texas estaba peor, ya que solo tenía dos mosquetes para 61 hombres. En la misión de San Sabá, Texas las condiciones se habían deteriorado tanto que Rubí ordenó el abandono del asentamiento, declarándolo indefendible.

El 10 de Abril de 1768 Rubí recomendó que Nueva España reordenara sus defensas fronterizas a lo largo de un cordón de quince presidios, cada uno a unas 100 millas de distancia, que se extenderían desde el Golfo de California hasta la desembocadura del río Guadalupe en Texas, línea que se asemeja a la actual frontera de México y Estados Unidos, aconsejó que solo se mantuvieran San Antonio y Santa Fé e insistió en el abandono completo de Texas.

El 10 de Septiembre de 1772 se decreto el Nuevo Reglamento para Presidios, como resultado de las recomendaciones del Marqués, se estableció una nueva línea de defensa, se prescribieron planes de fortificación, la línea de fortificaciones se cimentaba en 15 presidios situados a intervalos de 120 millas desde el Golfo de California al Golfo de México. España perdió el interés en colonizar y defender Texas, pues su frontera se había extendido al territorio francés de Louisiana en 1763.

El nuevo reglamento tuvo un enorme impacto en Texas, pues se ordenó el abandono de todas las misiones y presidios en Texas, excepto los de San Antonio y la Bahía del Espíritu Santo (como auxiliar), el fortalecimiento de San Antonio al designarla como la nueva capital de Texas, la eliminación de soldados y colonos en el este de Texas, y la implementación de una nueva política india dirigida a establecer buenas relaciones con las naciones del norte a expensas de los apaches.

Los colonos se dispersaron y fundaron la ciudad de Nacogdoches en 1779, que sería la cuna del motín independentista de la primera revolución texana con un nuevo estado que duró un mes al que llamaron Fredonia en 1826.

En 1819 Estados Unidos y España firmaron el Tratado de Adams-Onís en donde se establece la frontera y se implementó una nueva política de colonización debido a la insistencia de delegados mexicanos financiados por estadounidenses e invitaron a extranjeros asentados en Louisiana a colonizar Texas.

La inestabilidad política hizo que los esfuerzos de Madrid se basaran en reprimir a los independentistas; para 1821 México tenia 2,500 habitantes en Texas, derivado de ello se promulgó la Ley de Colonización el 18 de Agosto de 1824 para aumentar la población y mejorar la economía, se otorgaron facilidades para la compra de tierras a cambio de trabajo; para 1835 (tan solo 9 años) se inicia una revuelta independentista que desembocará con la Independencia de Texas en 1848.