cawno

Los agentes de la Compañía Británica de las Indias Orientales tenían cuarteles repartidos por toda la India, su ejército privado estaba formado por SIkhs, Gurkhas, Pathanes y Musulmanes, 260 mil hombres, más de 10 veces el número de agentes británicos asentados en el Raj y más de doble su ejército; su lealtad era vital si querían permanecer en la India.

Como resultado de la Guerra de Crimea, la Compañía tomó una decisión trivial que resultó desastrosa: entrenaron a sus tropas para usar el nuevo rifle Lee-Enfield cuyos cartuchos estaban engrasados ​​con grasa animal; Se rumoreaba que estaba hecho con una mezcla de grasa de vaca y cerdo, uno transgredió a los hindúes y el otro a los musulmanes. El próximo episodio sería conocido como el Motín Indio por los británicos y para los indios como la Primera Guerra de la Independencia.

La razón inmediata fue la creencia entre muchos soldados indios de que estaban siendo contaminados deliberadamente con los cartuchos, pero una vez que comenzó la rebelión, salieron a la luz muchos rencores de tres décadas de humillación y bajeza de los británicos.

En los cuarteles, noventa soldados se negaron a usar los nuevos cartuchos, al hacerlo, fueron sentenciados a 10 años de trabajos forzados, sin embargo, el domingo 10 de mayo de 1857, mientras los británicos descansaban en sus tiendas después del servicio religioso, el ruido de las tropas indias que disparaban desconciertan a todos, una vez que liberaron a los soldados capturados, los rebeldes atacaron el acuartelamiento británico.

Los bungalows fueron quemados, hombres, mujeres y niños masacrados el gran motín había comenzado, y aunque inicialmente sucedió en los barrios del norte, pronto se extendió por todo el continente. Cawnpore era un refugio para mujeres solteras británicas, y estaban protegidas por un teniente de la Compañía: Nana Sahib, que observaba pacientemente las reacciones de los británicos. Durante el mes de mayo, se mantuvo una paz relativa, fue la calma que precede a la tormenta.

El 4 de junio de 1857, las tropas indias atacaron nuevamente sus dependencias, unos días después Nana Sahib se unió a los rebeldes, los británicos fueron acuartelados en un fuerte que los indios llamaron «Fort Despair». La noticia llegó a Londres, y el 10 de junio se enviaron treinta mil soldados, pero los barcos tardarían meses en llegar a la India.

Los rebeldes tomaron Cawnpore, una masacre constante que bombardeó el Fuerte, cientos de mujeres solteras fueron violadas y luego asesinadas. Los testigos informan que la sangre inundó la única fuente de agua potable. El calor afectó las heridas y el sitio pronto se infestó con moscas que rodeaban los cadáveres.

Nana Sahib les ofreció una tregua, tenían que regresar a Inglaterra a través del río Ganges, tuvieron que aceptar, no tuvieron otra opción. El punto de partida fue un templo hindú a lo largo del río donde tomaban los baños rituales; Se había organizado una flota de botes con techos de palma para proteger a los británicos del sol. La tripulación india los guiaría a un lugar seguro.

Poco después de zarpar, los rebeldes arrojaron carbón ardiente a los barcos, el fuego pronto se extendió y cientos de soldados indios descargaron miles de balas, el olor a fuego, polvo y sangre fue impactante. Con los barcos en llamas, soldados a caballo entraron al agua para matar a los sobrevivientes con sables, 500 británicos murieron en la masacre, pocos sobrevivientes que intentaron escapar fueron asesinados en la orilla del río.

Nana Sahib decreto clemencia y perdonó la vida de 180 mujeres y niños que fueron llevados al palacio Bibighar, se amotinaron con la esperanza de ser llevados a Inglaterra, sin embargo, a la llegada del ejército británico y su rápido avance, Nana Sahib ordenó la masacre de los británicos, 4 carniceros fueron reclutados para matar a los pocos sobrevivientes, el edificio bañado en sangre y los rebeldes huyeron a las montañas, donde nunca fueron encontrados.