dido

En dos ocasiones, CARTAGO fue una de las ciudades más importantes del mundo. La ciudad fue fundada en el 814 AC por la princesa DIDO, que huyó de la provincia fenicia de Tiber cuando su hermano asesinó a su esposo, cruzando el Mediterráneo se estableció en África donde fundó una nueva ciudad comprando todo el terreno que abarcara las tiras de la piel de una vaca.

Culturalmente era un híbrido con influencias del Mediterráneo y el Norte de África y sus habitantes hablaron fenicio. Cartago alcanzó el apogeo gracias al comercio por su  posición geográfica entre el este y oeste del Mediterráneo, controlando el comercio del Oeste, incluyendo el comercio de metales provenientes de España.

Las luchas constantes con Siracusa en Sicilia no menguaron su poderío hasta el Siglo III, cuando se enfrentó a ROMA en uno de los enclaves fundado por Amílcar Barca en lo que hoy es Barcelona, BARCINO, en la primera guerra púnica, así como con la NUEVA CARTAGO donde Hannibal se cayó ante Roma en la segunda guerra púnica, Hannibal por poco triunfa pero fue vencido en la batalla de Zama en el 202 AC. La tercera guerra púnica cumplio con los deseos de Catón el Joven, con la destrucción de Cartago en 146 AC.

La tercera guerra púnica acabó con Cartago, las legiones romanas destruyeron totalmente la ciudad hasta los cimientos, esto hizo que un arado marcará surcos sobre el terreno durante 17 días, y que después ese terreno fuera sembrado con sal, para que nada volviera a crecer allí. Tras la destrucción de la ciudad fue prohibido habitar el lugar y luego de 25 años hubo un intento de refundación de una ciudad, llamada Colonia Junonia, pero fue hasta el 46 AC que Julio César visitó el lugar y fundó  JULIA CARTAGO.

La ciudad creció y prosperó hasta convertirse en la capital de la provincia romana de África, la provincia se convirtió en una de las zonas productoras de cereales más importantes del imperio. Su puerto fue vital para la exportación de trigo africano hacia Roma. JULIA CARTAGO se encontraba en la misma ubicación de la original.

En Cartago hay indicios claros del sacrificio de niños por la adoración a Baal y su esposa Tanit, que en la mitología cartaginesa era la diosa de la luna, el amor y la guerra, siendo la diosa de la isla de Ibiza, su culto es una variante de la adoración a la diosa fenicia Astarte, el sincretismo religioso hizo evolucionar dicho culto.

JULIA CARTAGO tenía similitudes con la primitiva, especialmente en su ubicación, así como el urbanismo, compartiendo el diseño de calles cuadriculadas que irradiaban de la antigua Birsa, erigida por DIDO en la cima de un cerro.

Los romanos tenían un dicho, «PUNICA FIDES» (la fiabilidad de un cartaginés) que para ellos representaba el mayor grado de traición: no se podía confiar en la palabra de un cartaginés (como Aníbal), ni se podía confiar en un cartaginés mantener sus relaciones políticas.

En palabras de El Bekri, uno de los primeros descubridores de la difunta ciudad era que, «Cada dia de tu vida podrías ocupar el mismo lugar admirando Cartago y encontrarás una nueva maravilla de la que no te habias percatado previamente».