Scan 2019-10-22 21.16.31

Es fácil imaginar que la conquista de Tenochtitlan se dio gracias a la superioridad de las armas españolas, como espadas, ballestas, arcabuces y bestias como caballos o perros, así como por la alianza con los enemigos de los mexicas, sin embargo en muchas ocasiones el grupo de españoles liderados por Hernán Cortés estuvieron cerca de ser masacrados, basta con recordar la Noche Triste.

Los planes de Cortés estuvieron muchas veces cerca de fallar, la gran mayoría de los españoles que llegaron a México murieron en batalla entre 1519 y 1520, Cortes libro la muerte por su audacia, sin embargo en caso de que éste hubiera fallecido, su lugarteniente Pedro de Alvarado hubiera tomado inmediatamente la estafeta, aunque también es muy posible de que hubieran decidido regresar a Cuba.

Los españoles del Siglo XVI eran hidalgos y aventureros, muertos de hambre, gente de baja nobleza y militares muy jóvenes, que aspiraban a ser caballeros y ascender socialmente, es muy posible que no hubieran cedido en sus intentos de conquistar México, por lo que posiblemente hubieran enviado un ejército mayor  de todas las fuerzas establecidas en el Caribe y bajo la dirección de Diego Velázquez, quien hubiera enviado a sus generales de confianza, como Francisco Hernández de Córdoba, Juan de Grijalva o Pedro de Alvarado.

Los efectos del Cocoliztli o Salmonella se hubieran esparcido como epidemia, como ocurrio realmente, pues fue de las primeras del mundo y provocaba fiebres altas, dolores en el estómago, diarreas y sangrado, lo que provocaba que sus víctimas fallecieran en cuestión de días, este efecto hubiera sido tomado por los nativos como una señal de los dioses, lo que sin duda les hubiera beneficiado.

Durante los constantes enfrentamientos con los españoles los mexicas bien pudieron aprender las técnicas militares europeas, pues los primeros se movían de lado a lado, capturando para sacrificar mientras que los españoles atacaban cuerpo a cuerpo y lo hacían linealmente para favorecer el avance de la caballería, el estudio de los movimientos así como la captura y contraataque por el uso de arcabuces, ballestas y espadas por parte de los mexicas, hubiera aterrado a los castellanos, así como la inmunidad al Cocoliztli, cuando la epidemia cediera a los anticuerpos.

La asimilación de las técnicas de guerra y las armas de los españoles, sin duda hubiera traído amplia ventaja a los mexicas, así como la liberación de los pueblos oprimidos y pactos políticos con los tlaxcaltecas, donde por diferencia numérica, la victoria de los mesoamericanos hubiera sido apabullante. Los mexicas, nunca hubieran sido conquistados por España.

En caso de que los españoles hubieran fracasado en su intento por conquistar México y hubieran persistido como imperio por todo el Siglo XVI,  la civilización mexica sería mucho más respetada y admirada en el mundo, llamando la atención de otras potencias europeas, como los ingleses, que hubieran encontrado la manera de inmiscuirse como lo hicieron en otras partes del mundo, el catolicismo nunca se hubiera extendido de la manera apabullante como lo hizo y los intentos de conquista debieron haber librado batallas en el Caribe donde los españoles hubieran sido expulsados por sus enemigos europeos.

Las guerras religiosas del Siglo XVI hubieran librado batallas en el Caribe; paradójicamente el catolicismo considera actos del demonio los sacrificios humanos, pero olvida que los autos de fe de la recientemente creada inquisición y las matanzas en plazas públicas provienen desde tiempos inmemoriales en Europa y que la reprimenda social eran la única manera como se ejercian los designios del Dios Cristiano.

Lo cierto es que eventualmente se hubiera dado un pacto con alguna potencia europea ya sean los portugueses, ingleses o franceses, como en la India, China y África, las civilizaciones florecieron a la par de los intereses mercantilistas modernos, es ingenuo pensar que los mexicas no se hubieran resistido a negociar ganancias. Lo cierto es que no habría tantos católicos, ni hablariamos español y conoceríamos mucho más de la historia, lengua, cultura y mitología mesoamericana, y porque no? quizás tendriamos aun nuestra religión y estaríamos alabando a un Tláloc sin sangre, pero con cantos, danzas y flores.