mexico

La corona española durante el reinado de Carlos III quería la independencia de las 13 colonias de la América Británica, el objetivo principal era expulsar a los ingleses de América mediante la reconquista de Florida, reforzando su territorio en Louisiana por el Mississippi y atacar las posiciones estratégicas de Inglaterra en Jamaica, Honduras y las Bahamas, una venganza merecida, era la estrategia militar de los Borbones.

Los costes de esta empresa fueron financiados por la Nueva España (Mexico) y sus ciudadanos y tan considerables fueron estos que para 1780 sobrepasaron la estructura tributaria del virreinato, de Veracruz salían para la Habana barcos cargados con monedas de plata; se estima un total de 750 millones de reales, que era el doble del presupuesto militar en tiempos de paz del tesoro metropolitano de Madrid.

Fueron tres campañas militares financiadas por los novohispanos.
1.- La Armada Expedicionaria al comando de Bernardo Gálvez con cuarteles en La Habana pero que operaba en Florida y Louisiana.
2.- La Armada Naval bajo la dirección del almirante José Lozano encargada de atacar posiciones inglesas en el Caribe.
3.- Las Guarniciones Militares de Cuba lideradas por el Capitán General Juan Manuel Cagigal, conformadas por tropas provenientes de España, Mexico y Cuba.

La Nueva España (Mexico) no solo envio pesos de plata, sino también provisiones de alimento (harina, vegetales deshidratados y jamón) para las tropas, polvora, hojas de cobre para reparar los barcos y desde luego soldados mexicanos que sirvieron a la corona española en Pensacola para la reconquista de Florida y de apoyo en los cuarteles de Louisiana.

La plata mexicana sirvió como aval en garantía de los préstamos de la corona en Amsterdam, así como garante de los vales reales emitidos por el Banco de San Carlos, bajo el reinado de Carlos III. Las abundantes vetas de plata de Guanajuato, Zacatecas, Taxco, Real del Monte y San Luis Potosí, eran las remesas perfectas para financiar las guerras españolas así como para cumplir con los compromisos financieros incurridos en Madrid.

Todos los sectores de la sociedad novohispana financiaron con sus impuestos la Guerra contra Gran Bretaña, aun los indios más pobres y específicamente los más adinerados de la sociedad colonial, quien en un sentido patriótico luchaban contra el principal enemigo del reino en América y Europa.

En el Siglo XVIII había 4,000 Republicas de Indios, los indígenas vivían excluidos de las Repúblicas de Españoles. Los más pobres la sociedad novohispana, colaboraron también con el financiamiento de las guerras españolas, en «donaciones reales» por conducto del diezmo del clero y el tributo a las autoridades indígenas.

El tesoro de Cuba recibía los ingresos excedentes de la Casa de Moneda de México así como los del servicio postal, del monopolio comercial del mercurio y tabaco, el balance de los costes de la isla era enviado a la península. La Habana, Nueva España era el principal centro financiero de los intereses económicos y comerciales del Imperio Español, pues era el puerto de embarque, receptor y distribuidor de bienes de sudamérica y el caribe.

Desde el principio de la lucha por la independencia de Estados Unidos, se enviaron de Nueva España armas, municiones, medicinas y paños, así como ayuda financiera en efectivo y se proporcionó refugio a sus barcos. Mientras que los franceses participaron con 5,000 hombres, los españoles enviaron 11,000, aunque la gloria se la llevaron los galos al estar junto a George Washington en la célebre batalla de Yorktown de 1781, en la que los británicos fueron derrotados

El siglo XIX comenzaba en un estado permanente de guerra, la monarquía borbónica requería más dinero para financiar su corte, gastos militares y enfrentar la enorme deuda pública incurrida, el incremento en la carga tributaria llevó a la bancarrota a Nueva España, caso contrario al Virreinato del Perú que no participó a la par, específicamente en la consolidación de vales reales.

En la guerra contra Inglaterra se colectaron 5 millones de pesos en donaciones, anticipos y préstamos, provenientes en su mayoría del territorio actual de Mexico, al alcanzar su independencia las 13 colonias de la América Británica (Estados Unidos), Inglaterra contraatacara a España en represalia, con una desestabilidad política y conspiraciones independentistas para desmantelar el Imperio Español.