12

Los 12 Franciscanos que partirán hacia México escuchaban atentamente las palabras del General de la orden, el mes de Octubre de 1523, en el convento de Santa María de los Ángeles (Córdoba), vestidos pobremente, llenos humildad y alegría, con amor desinteresado y pleno, daban por perdida de la propia vida,  12 Franciscanos van a la Nueva España, en un viaje sin retorno, eran los primeros y serán llamados desde entonces los Apóstoles de Mexico.

Estas son las citas textuales del discurso de su General:

«Recuerden que los Apóstoles anduvieron por el mundo predicando la fe con mucha pobreza y trabajos, levantando la bandera de la Cruz en partes extrañas, en cuya demanda perdieron la vida con mucha alegría por amor de Dios y del prójimo, sabiendo que en estos dos mandamientos se encierra toda la ley y los profetas.»

«En Nueva España, siendo por el demonio y carne vendimiada, Cristo no goza de las almas que con su sangre compró, me pareció que pues a Cristo allí no le faltaban injurias, no era razón que a mí me faltase sentimiento de ellas. Y sintiendo esto, y siguiendo las pisadas de nuestro padre San Francisco, acordé enviaros a aquellas partes, mandando en virtud de santa obediencia que aceptéis este trabajoso peregrinaje»

«Vais a plantar el Evangelio en los corazones de aquellos infieles, mirad que vuestra vida y conversación no se aparten de él» 

«Que el mundo os tuviese en escarnio y vuestra vida juzgasen por locura, y vuestro fin sin honra: para que así, hechos locos al mundo convirtiéseis a ese mismo mundo con la locura de la predicación. Y no os turbéis porque no sois alquilados por precio, sino enviados más bien sin promesa de soldada»