huichi

Cuando los mexicas se establecieron en el siglo XIV en la cuenca de Texcoco, muchos historiadores refieren que su nivel de desarrollo era el de cazadores y recolectores, sin embargo esto se encuentra alejado de la realidad histórica, los mexicas eran un pueblo pobre que buscaba un territorio propicio para establecerse, pero era más guerreros que cazadores.

Todos los pueblos de mesoamérica están emparentados cultural y lingüísticamente, muchos cronistas refieren que eran poseedores de una sola religión, los mexicas por ende pertenecian a una remota tradición que se había originado milenios atrás con los primeros pueblos agricultores, su pensamiento es resultado de una larga transformación de las sociedades.

Si bien cada pueblo poseía sus dioses patronos y sus cultos particulares, habia concordancia en la mitologia, el ritual y las creencias, es decir, los primeros sacrificios humanos que realizaron los olmecas se fueron intensificando con la evolución de las sociedades, al igual que la guerra, en el preclásico mesoamericano no hay evidencia arqueológica de guerras de conquista, mas no es prueba que no hayan existido, contrario al clásico donde la guerra y los sacrificios eran pilares culturales, siendo esta, un medio para ascender socialmente y sobrevivir.

Los pueblos del preclásico perfeccionaron las técnicas agrícolas, como los olmecas, creadores del calendario, de la astronomía, la escritura y los toltecas aguerridos por naturaleza, impregnaron su conocimiento en escuelas que generacion tras generacion, llegaron a los mexicas quienes fueron herederos de esta tradición milenaria y entrelazaron su pensamiento con el histórico y cultural por medio de los guerreros y comerciantes.

Los dos siglos de peregrinar por Norteamérica fueron sin duda muy duros para los mexicas, sin embargo no eran los únicos, México estaba plagado con civilizaciones itinerantes, gentes que buscaban un lugar propicio para desarrollarse, un lugar lo suficientemente rico para prosperar, pueblos que en el proceso fueron perfeccionando su agricultura, así como sus técnicas militares, la guerra fue sin duda el único medio que encontraron para sobrevivir, poco a poco comenzaron a ganar fama por su sanguinarias maneras de conquistar, los varones mexicas eran en su mayoría muy jóvenes, valientes y dispuestos a morir por sus Dioses, por Huitzilopochtli, que les garantizaba sobrevivir siempre y cuando le entregaran corazones.

A diferencia de los pueblos cazadores y recolectores, los mexicas vivían en épocas donde gran parte de las tierras prósperas habían sido ya ocupadas, ante esta desventaja, el terror, el abuso y la destrucción que causaban a su paso, fue uno de los factores que favorecieron su avance, muchas villas fueron arrasadas, la guerra, el hurto, los sacrificios, fueron las maneras de imponerse, la única forma en que pudieron sobrevivir en su andar itinerante, su cosmovisión se los permitía, sus Dioses les habían inculcado que el terror, el de la lucha por sobrevivir, era un reflejo de su andar por el mundo,  erigieron pues, templos a la muerte, que era el único medio para progresar en su efímera existencia.