sov

APUNTES DE HISTORIA ECONÓMICA XII
LOS PLANES QUINQUENALES DE LA UNIÓN SOVIÉTICA

PLAN SEXTO (1956-1960)

OBJETIVOS
1.- Nacionalización de sectores clave
2.- Campaña de las tierras vírgenes
3.- Creación del salario mínimo

LA ERA JRUSCHOV
A la muerte de Stalin, Jruschov impulsó un programa reformista en el terreno económico. Las reformas afectaron principalmente al sector agrario y pretendían, mediante una suavización de la excesivamente rígida planificación económica estalinista, aumentar la producción de alimentos con la consiguiente mejora del nivel de vida de la población. Para ello se autorizó a los campesinos a aumentar la producción privada, se incrementaron los pagos en dinero a los “koljoses” o granjas colectivas y se invirtió más en el sector agrario. Jruschov lanzó la “Campaña de tierra vírgenes”. Se inició en 1954 y consistió en la puesta en cultivo de una amplia superficie (probablemente más de 300.000 km2) de tierras vírgenes en la región rusa de Altay y en el actual Kazastán mediante la utilización masiva de maquinaria agrícola moderna. Para ello fue necesario poner en marcha una abultada corriente migratoria que alteró sustancialmente la composición étnica de la zona. La primera cosecha fue un éxito espectacular. Sin embargo, las dificultades no tardaron en aparecer: en la década de los sesenta, el monocultivo triguero repetido acabo erosionando el suelo y lo convirtió en improductivo. Pocos años después de iniciada la campaña, la URSS se veía obligada a efectuar grandes importaciones de grano canadiense a fin de superar el déficit interno. Otras medidas reformistas en la agricultura, como la reorganización del los “koljoses” se saldaron también con fracasos.

La comunidad internacional fue sorprendida, en 1957, por la demostración de poder técnico y económico representada por el lanzamiento con éxito del primer satélite artificial, el Sputnik 1. La economía soviética dedicó voluminosos recursos a la carrera espacial, un objetivo que no era ajeno a la guerra fría, pues los cohetes que ponían en órbita a los Sputniks servían también como misiles balísticos intercontinentales.

La URSS era el principal productor mundial de petróleo, carbón, mineral de hierro y cemento, debido en buena medida a su gran extensión territorial y a su enorme dotación de recursos naturales. Con más de 200 millones de habitantes. Aunque incurriendo en costes económicos, sociales y ecológicos muy elevados, la planificación había sido capaz de industrializar a la URSS en un plazo relativamente corto y convertirla en una potencia política y militar. Sin embargo, la asignación de recursos mediante la planificación centralizada y el salario mínimo fueron insuficientes de ofrecer satisfacción a las crecientes demandas de bienes y servicios de consumo de la abundante población soviética.